30.000 familias trabajadoras monoparentales perdieron su casa en Inglaterra en 2017

La alarmante situación de las familias trabajadoras inglesas ha llevado al gobierno británico afirmar que estaba invirtiendo 1,2 mil millones de libras para abordar el problema de los “sin hogar”. De hecho el Estado británico tiene un ministerio llamado “sin hogar” (Homelessness Ministry).

En 5 años ha aumentado un 8% el número de familias de padres solteros que han perdido su casa para convertirse en “sin techo” (homeless en inglés). En 2017 han sido 30 mil familias trabajadoras más las que han perdido su casa.

Cerca de la mitad de las familias trabajadores con padres solteros viven en la pobreza, fruto de la temporalidad y salarios de miseria. De hecho dos terceras partes de los padres solteros trabajan, pero, como afirman organizaciones caritativas a las que recurren las familias trabajadores ante la amenaza de desahucio, las familias trabajadores están lidiando con altos alquileres haciendo malabares con el trabajo a tiempo parcial y el cuidado de los niños.

Es el caso de Lara, que trabaja 20h a la semana cobrando el salario mínimo. Entre el sueldo y prestaciones puede llegar a cobrar al mes unos 1140 libras. Tras pagar el alquiler y las facturas sólo le quedan 13 libras al día:

Llegó un momento en que [mi hijo] se puso bastante enfermo, porque no podía permitirme la calefacción. Tampoco podíamos costearnos el autobús para la escuela. Sus zapatos estaban hechos polvo. Sus pantalones eran demasiado pequeños para él.

El niño ha adquirido tal conciencia de su situación de pobreza que “no me gusta perder peniques porque mi madre los necesita para comprar cosas importantes como pan, leche,…“.

A finales del año 2017 casi 80.000 mil familias se alojaban en alojamientos temporales, los cuales, según también organizaciones caritativas “son estrechos, inadecuados y a veces incluso peligrosos. Pueden tener un impacto devastador en las vidas y mentes de la gente, y no son un lugar para calificarlo como hogar“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *