Cómo cambiarle el rostro al sistema para que todo siga igual

Cuando la irracionalidad se instaura en la sociedad, esta se hace endémica. Los lobbies religiosos imponen creencias violando el artículo 16 de la constitución, que supuestamente dice que España es un Estado aconfesional, lo que como venimos viendo en la práctica es una mentira más de los que se proclaman como “Demócratas” que desde su posición dominante imponen su visión de la justicia y la igualdad. Jorge Fernández Díaz, Dolores de Cospedal, Jaime Mayor Oreja, Fátima Bañez, Ignacio Zoido…etc… No dudan en condecorar a imágenes o a encomendarse a ellas.

Agradecer a estatuas acciones como la que hace cinco años realizó Fátima Báñez atribuyendo a la Virgen del Rocío la salida de la crisis y conceder títulos a objetos inanimados  que tanto gusta a los dirigentes y simpatizantes del Partido Popular, ha sido copiada por los de Podemos  en su intento de buscar votos a toda costa, esta práctica parece que es muy oportuna para los nuevos alcaldes de Podemos, que se han sumado a la colocación de medallas a figuritas de madera. La excusa que ha puesto el alcalde de Cádiz José María González “Kichi” ha sido que la iniciativa llegó a la mesa del ayuntamiento con 6.000 firmas solicitándolas, si vemos que la población de la capital es de 120.000 empadronados parece que una minoría de personas que forman parte de hermandades y cofradías van a imponer su criterio. Así impone su criterio la burguesía, justificando sus actuaciones y privilegios con una falsa democracia.

Podemos que se autoproclamó en sus inicios como nuevo baluarte de la izquierda, ya no puede evitar que aunque intente disimular se le nota claramente que es otro partido más socialdemócrata orquestado por las oligarquías que subestima al pueblo y cree que lo engaña para poder llegar al poder, tal y como hizo el PSOE en la transición. Cometiendo los mismos errores quiere guiar a las masas, cree que ha conseguido canalizar el Movimiento 15M, pero lo único que ha hecho ha sido neutralizarlo e invisibilizarlo, esta táctica es la que quiere para todas las manifestaciones que se llevan a cabo en nuestro entorno más próximo, es descarado como intentan llevarse el protagonismo exclusivo de todas las manifestaciones. Un partido que está obsesionado con las masas y con ganar adeptos de cualquier color.

Los barones de Podemos han dado la orden a sus subordinados la misión de transmitir el eslogan “No somos ni de izquierdas, ni de derechas” obviando así la lucha de clases. Repitiendo las mismas traiciones al pueblo trabajador, y preparando el terreno al corporativismo fascista y democrático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *