El escándalo Fillon destapa los enchufes en masa de los diputados franceses

Esta semana se desveló en Francia el cargo ficticio que ha ocupado durante años en la Asamblea Nacional francesa Penélope Fillon, la esposa de François Fillon, candidato por Les Républicains (“los republicanos”) a las elecciones presidenciales de la Republica Francesa que tendrán lugar entre el 23 de abril y el 7 de mayo.

Canard

Según reveló el semanario satírico Le Canard Enchainé (“el pato encadenado”) Penélope Fillon habría sido contratada como “asistente  parlamentaria” por su marido entre 1998 y 2012 cobrando un total de 500.000 euros. Hasta aquí nada ilegal, porque la Asamblea Nacional francea permite a los diputados contratar hasta 5 “colaboradores” para lo que cada diputado cuenta con un presupueto mensual de 9561 € como se puede comprobar en la página oficial del parlamento francés.

Lo que es ilegal es que Penélope Fillon casi no ha pisado la Asamblea Nacional. François Fillon ha respondido a la acusación diciendo que gracias al trabajo de su esposa “en la sombra” ha llegado a la posición que ocupa hoy.

El hecho es la contratación de cónyuges e hijos como “colaboradores” de los diputados de todo el arco parlamentario francésestá a la orden del día. Cerca del 20% de los diputados emplean a familiares. 53 diputados contratan a sus cónyuges y otros 53 a sus hijos o nietos. Además no hay ningún control de sus horarios, ausencias o asistencias al trabajo.

Tal es el grado de nepotismo del parlamento francés que el órgano anticorrupción del Consejo de Europa, Greco recomendó a Francia aplicar “mejoras urgentes” para “reformar en profundidad” el recurso a los colaboradores parlamentarios, para limitar “los riesgos del empleo ficticio y de personas inapropiadas (familiares, personas con vínculos con grupos de interés)“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *