La Estelada de Borrel

Josep Borrel con una bandera de la Unión Europea ha empezado su discurso: “Esta es nuestra estelada. Tiene las estrellas de la paz, de la convivencia y el derecho. Eso es lo que representa Europa”. Un discurso en el que se dirige a una multitud enfervorizada haciendo un llamamiento a la sensatez, a la convivencia, a la serenidad y al pluralismo político porque esos son los emblemas de la estelada Europea y se dirige a Junqueras para que deje de “engañar” a los catalanes: “Lo que usted defiende es lo contrario al ideal europeo, que es la ley y la solidaridad”. Además de afirmar que la convivencia está truncada y hay que volver a restituir. Palabras que escuchadas así sin más pueden parecer sensatas pero que están llenas de demagogia, por eso hay que analizarlas para que no tenga un valor hipnótico, que nos quieren hacer comulgar con ruedas de molino. Las palabras en el campo de la política suelen ir envueltas y disfrazadas para esconder la supremacía de un posicionamiento.
Pues bien , vamos a ver que significa pertenecer a la Unión Europea que tanto proclama Josep Borrel, no debemos callar porque el engaño está servido cuando se utilizan las palabras como estereotipos, como un cliché en el cual todo el mundo está de acuerdo, diciendo las palabras convivencia, paz, pluralismo político y solidaridad. Pero estas palabras dichas sin más están desgastadas porque no toman un sentido profundo y activo que es donde nuestras palabras son protagonistas. Este demagogo del imperialismo nos impone una concepción de la vida basada en el sojuzgamiento, en menospreciar y amenazar a cualquier otra patria que no esté dispuesta a marchar a su lado, en la que la “libertad” es “su libertad”, la de una minoría todopoderosa sostenida ciegamente por masas masificadas estancadas en un conformismo permanente y en la obediencia incondicional.
“Nos han convocado para defender la convivencia, el pluralismo y la solidaridad. Y falta que lo hagamos. Porque la convivencia se ha roto en este país”. La convivencia señor Borrel se defiende con medidas para que por ejemplo una mujer con 81 años no se vea obligada a vivir sin electricidad porque le han cortado la luz y fallezca por un incendio provocado por una vela. El desempleo, la baja tasa de ocupación, la precariedad en el trabajo, el descenso de los salarios y el empeoramiento de las condiciones de trabajo asolan en Cataluña estas condiciones son las que hacen que el pueblo se levante por sus derechos y a los que hay que sumar los recortes del gasto público social, que incluye el gasto en tales transferencias y servicios públicos, realizados por el gobierno de la Generalitat de Catalunya han sido de los más acentuados en España y en la Unión Europea de los 15 (UE-15). Ya antes de la crisis Cataluña tenía un gasto social de casi 20.000 millones de € menos de lo que le correspondía por su nivel de riqueza. Y todo esto acompañado con un aumento de las rentas del capital, abriéndose más la distancia de la brecha del 20% de la población más rica y el 20% de la población más pobre 5 o 6 veces mayor, por lo que se ven claramente afectadas las clases trabajadoras. Resulta que la realidad es que el pueblo no aguanta más desagravios y quieren deshacerse de las imposiciones de los de arriba, estas son las razones por las cuales el pueblo quiere independencia, una independencia para mejorar sus condiciones de vida, porque el pueblo, señor Josep Borrel, está asfixiado, así que no subestime a los catalanes diciendo que Junqueras los están engañando, que quién engaña tanto o más es usted: “Aquí han pasado cosas que no tendrían que haber pasado. Nos estamos haciendo daño. Recuperemos la sensatez. Tenemos derecho a vivir tranquilos, hay que disfrutar de esta tierra, del progreso, de esta España democrática”, este es el problema que los únicos que disfrutan son las élites, que el pueblo no aguanta más. La democracia es en realidad una dictadura de la burguesía. La gente está desesperada y para ello se vale de los medios que hay a su alcance aunque sea liderado por esas mismas élites, pero que más temprano que tarde se abrirá camino para conseguir sus derechos, que no es otro que vivir en una sociedad libre y donde el socialismo sea una realidad.
Pero que es lo que vemos en el plano de los hechos en Europa, “Las fronteras son cicatrices que la historia ha dejado sobre la piel de la tierra, grabadas a sangre y fuego” esto dice Josep Borrel en su discurso. ¿Dónde están los valores tan proclamados por Josep Borrel?, de los 160.000 refugiados que se acordó repartir, sólo han sido reubicados una mínima parte, muchos países europeos han cerrado unilateralmente sus fronteras. Esas son las fronteras que existen hoy en día en Europa. La Unión Europea cierra fronteras y levanta vallas y se sabe que el negocio de la venta de armamento de guerra hace a Europa responsable de la crisis de los refugiados. Esta hipocresía que nos quieren vender con palabras huecas que no se sostienen fueron dichas por el expresidente de la Unión Europea en un intento de engañar.
Una Europa en la que los países más ricos, los bancos y las grandes corporaciones salen beneficiados claramente, Alemania puede pedir préstamos a un interés del 0,01%, Grecia paga el 4,62% por su deuda pública. Las instituciones que regulan el euro como el Eurogrupo y el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) fueron creados fuera de los tratados de la UE, ninguna de las dos instituciones es transparente ni es objeto de supervisión democrática, su objetivo es claramente obtener beneficios para los bancos y las élites, mientras el pueblo trabajador pierde derechos y es cada día más esclavo. El cinismo es máximo cuando lo llevan al terreno nacional cuando lo que subyace es una progresiva pérdida de derechos con una sanidad,


una educación cada vez más para unos privilegiados y privada, cuando se cambió el artículo 135 de la Constitución para que la prioridad fuera pagar cientos de millones de euros de deuda, aunque esto conlleve a la ruina del país. Estos son los patriotas que proclaman la unión, y que cuando ven tambalearse sus privilegios echan manos del fascismo más rancio para favorecer sus propios fines. No nos engañas con tus palabras y mentiras, este es un Estado defendido a golpe de porra y el macroestado europeo no es sino una estrategia del capital para romper con las conquistas históricas de las clases trabajadoras.
M. García (Militante del PCOE)

One thought on “La Estelada de Borrel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *