Por la unidad de la clase trabajadora

El Sindicato de Trabajadores de Seguridad en Andalucía (STS-A), ha convocado en los últimos días diversas movilizaciones ante las agresiones sufridas por trabajadores del sector en diferentes empresas: Vulneración de derechos a la libertad sindical; retrasos e impago de salarios; incumplimiento de resoluciones de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social; contratación de empresas piratas para abaratar costes.

El viernes 3 de marzo se produjo una concentración en la sede de la empresa EMSEVIPRO, que adeuda varias nóminas a sus trabajadores. A dicha concentración acudieron delegados de CSC para apoyar a los trabajadores afectados y como muestra de solidaridad.

Estas agresiones se producen diariamente en los centros de trabajo de cualquier sector. Cualquier representante de los trabajadores honesto y que esté peleando por los derechos de sus compañeros, sufre en mayor o menor medida algún tipo de represión, desde cortar su carrera profesional en la empresa hasta el despido. Defender lo que es justo, pelear para que se respeten las leyes, tiene un alto precio para un trabajador honesto. Esto ocurre porque todos los aparatos del estado a los que un trabajador puede acudir (Inspección de Trabajo, Juzgados de lo Social…) están al servicio de las empresas, al servicio del capital.
La patronal golpea unida contra nuestros derechos, participando en la creación de leyes a su servicio, o saltándoselas cuando le conviene con la connivencia del propio estado, que debería ser garante de su cumplimiento. A los trabajadores solo nos queda estar unidos y organizados, luchar juntos como un solo puño por nuestros derechos, construir una democracia por y para los trabajadores y superar este sistema criminal que nos explota cada día.
Desde CSC Coordinadora Sindical de Clase mostramos nuestra solidaridad con las luchas honestas de la clase trabajadora, y animamos a todos los trabajadores a unir todas esas luchas en una sola, bajo las premisas y principios del sindicalismo de clase, que nos proporcione la fuerza suficiente para lograr nuestras metas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *