Con los trabajadores de Eulen. Por la huelga general política

Los trabajadores de la empresa Eulen del aeropuerto del Prat de Barcelona iniciaron el 24 de julio una serie de paros escalonados en defensa de la igualdad salarial con el resto de los trabajadores en plantilla, por la incorporación de más personal y otra serie de reclamos. El conflicto ha creado una situación de caos entre los usuarios del aeropuerto de Barcelona al no haber llegado a un acuerdo las partes, estando planteado para el día 14 el inicio de huelga indefinida.

Mientras, el gobierno y los medios de comunicación, como ya es costumbre, achacan el problema a los trabajadores. Pero es tan justo el reclamo y es tal la situación de sobreexplotación laboral sufrida que otros sectores, otras empresas y otros aeropuertos se van sumando al conflicto que cuestiona directamente la política de privatizaciones y de precarización laboral del gobierno, que no ha logrado doblegar a los trabajadores durante este tiempo. Lejos de eso, a pesar de la campaña mediática en contra, trabajadores de más empresas y más aeropuertos se están adhiriendo al conflicto.

El gobierno de la Generalitat sostiene que la culpa la tiene el gobierno central por crear condiciones peores que en el resto de los aeropuertos pero su posición más allá de la acusación es de quebrar el conflicto en favor de la empresa. Por otra parte, en lugar de ponerse del lado de los trabajadores, las organizaciones independentistas se quedan en la queja pero no mueven un dedo por la unidad obrera de todos los trabajadores contra el gobierno y las patronales. Acá vemos sin careta el verdadero papel del independentismo catalán dirigido por la burguesía catalana. Ante esta situación el gobierno se ha reunido en un “gabinete de crisis”, no para solucionar los justos reclamos de los trabajadores de Eulen sino para militarizar el aeropuerto del Prat, medida que incluso ha sido duramente criticada por Asociación de Guardias Civiles señalando que “a pesar de ser el cuerpo de seguridad del Estado peor pagado, se vuelve recurrir a nuestra efectividad para dar una solución a un conflicto laboral de dos empresas que son privadas” temiendo que los trabajadores de Eulen los vean como sus enemigos.

Nuestra respuesta no puede esperar. Esta es una magnífica oportunidad para luchar contra la política laboral ante el silencio y la complicidad de los principales sindicatos como CCOO y UGT. Para ello, desde ya los trabajadores debemos organizar la huelga general política para dar un final triunfante a la lucha. Desde la Asamblea de Comités, Delegados y Trabajadores hacemos un llamamiento a todas las organizaciones obreras –comités de empresa, delegados de personal, sindicatos de clase, etc.– para ofrecer no sólo un apoyo incondicional a los trabajadores de Eulen sino para solicitarles que se adhieran a la convocatoria de una huelga general política que, comenzando en todos los aeropuertos del Estado, se propague a todos los sectores y lugares para lograr que los trabajadores, independientemente de la empresa, provincia o sector en el que trabajemos, comprendamos que en nuestras manos está toda la producción del país y que por tanto es de justicia que seamos nosotros unitariamente los que decidamos nuestro presente y futuro, lo cual sólo puede hacerse realidad no bajo el sistema capitalista que nos arrebata nuestros derechos cada día que pasa sino superándolo y construyendo un modelo económico, político y social en el que seamos los trabajadores los dueños de todo.

 

¡¡¡ VIVA LA HUELGA DE LOS TRABAJADORES DEL PRAT !!!

¡¡¡ POR SALARIOS DIGNOS CONTRA LAS PRIVATIZACIONES Y CONTRA LA PRECARIEDAD !!!

¡¡¡ POR LA HUELGA GENERAL POLÍTICA EN TODO EL ESTADO!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *