Organismos internacionales acusan a Ucrania de malgastar los préstamos

https://i1.wp.com/vl-news.com/wp-content/uploads/2014/05/poroshenko-with-eu-flag.jpg?resize=201%2C134

A Ucrania le llovieron las ayudas desde que Poroshenko y sus aliados neonazis de Svaboda (“libertad”) fueron catapultados al poder con la ayuda de la OTAN. Desde mayo de 2014 Ucrania ha recibido del Banco Mundial préstamos por un valor total de 6.500 millones de dólares. También el Fondo Monetario Internacional aprobó un paquete de ayudas de 15.000 millones de dólares. Y el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD) ha invertido hasta ahora 11,776 millones de euros en Ucrania. Todo para realizar las reformas económicas y de gestión que exigía la Unión Europea en Ucrania.

EBRD, Ukraine agree Naftogaz reform, sign US$ 300 million loan for winter gas purchases

Por ejemplo, en octubre de 2015, en presencia de Ángela Merkel como ama de ceremonias, el BERD a Ucrania concedió un préstamo de 300 millones de dólares para que el paísse surtiese de 1 billón de metros cúbicos de gas para el invierno. A cambio, el BERD exigió reformas en la empresa estatal de gas,Naftogaz: “creación de un consejo de supervisión con directores independientes, auditorías internas, funciones de gestión de cumplimientos, anticorrupción y riesgos, estructura de propiedad y gobierno en línea con las mejores prácticas internacionales.”

A pesar de todas estas ayudas Ucrania entró en suspensión de pagos a finales de 2015 al no poder cumplir el pago de bonos a Rusia por valor de 3 mil millones de dólares. Ahora todos estos organismos acusan a Ucrania de malgastar el préstamo que le concedieron. Préstamo que supuestamente estaba destinado a realizar las reformas económicas que necesitaba el país.

https://i2.wp.com/www.boliviaentusmanos.com/noticias/images/1505110816.jpg?resize=282%2C188Parece complicado, que un país envuelto en una guerra civil, (silenciada por los medios occidentales) pueda llevar a cabo reestructuraciones económicas que resulten satisfactorias; cuanto menos, resulta una inversión complicada, o demasiado optimista. Es más, ¿quién prestaría una suma tan importante de dinero a un país en esa situación, si no es que pretendiera conseguir algo a cambio que supere lo invertido? El conflicto ucraniano ha sido utilizado por las potencias imperialistas como terreno donde pelear por sus intereses económicos. Han utilizado la oportunidad para golpear a Rusia, sin importarles en ningún momento, el coste de vidas humanas.

Resulta evidente que el dinero otorgado por esos organismos económicos imperialistas, más de 30 mil millones de dólares, ha sido utilizado para financiar una guerra civil, para apoyar a los fascistas que dieron el golpe de estado. Pero ante la imposibilidad de cerrar de cuajo el conflicto, ahora éstas instituciones representantes de los monopolios de EEUU y Unión Europea piden responsabilidades. Exprimirán todo lo que puedan a los trabajadores ucranianos, ya sea involucrándolos en una guerra imperialista o por medio de préstamos; prestamos con los que se ha financiado el conflicto y que luego, en un estado mayor de miseria acrecentado por la misma guerra, se les obligará a devolver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *