Primero la CETA, luego el TTIP

Ha pasado largo tiempo desde que se sabe de la existencia de los nuevos tratados comerciales que se implantarán en Europa, como es el caso del más conocido de ellos, el TTIP (Transatlantic Trade and Investment Partnership). Pues parece que el momento ha llegado. El CETA, que es homólogamente al TTIP, el acuerdo de libre comercio con Canadá y lleva más de cinco años negociándose, se pretende que sea ratificado a finales de 2016.

El CETA es sin duda una avanzadilla, un primer paso efectivo en las negociaciones con la Unión Europea, para implementar el TTIP.

Multitud de organizaciones en este país, tanto sociales, sindicales ecologistas y políticas, convocaron un ‘’otoño de resistencia’’ con movilizaciones que se han extendido hasta el 15 de Octubre .Estas organizaciones exigen la suspensión de los acuerdos CETA, y el TTIP.

Pero por desgracia, no parece que existan indicios que indiquen, que este proceso ya empezado hace mucho tiempo, pueda tirarse para atrás. Y es que no se trata de un simple borrador, en el que si la Unión Europea tuviera la voluntad suficiente, podría suprimirse. Estos acuerdos comerciales, son para desgracia de la clase trabajadora, la garantía de que Europa (situada actualmente en el marco del capitalismo en su fase imperialista), pueda seguir compitiendo con el resto de potencias imperialistas. La única posibilidad para una Unión Europea rentable, pasa por ceder el conjunto de su soberanía a los EEUU. Y este proceso pasa por la implantación del TTIP, y como vamos a ver dentro de muy poco, en primer lugar, de la CETA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *